Contenido principal del artículo

Negar el libre albedrío implica que el ser humano no es libre por naturaleza, sino que puede llegar a serlo mediante un uso adecuado de su inteligencia; libertad que solo la consiguen los “sabios”. Por eso, cuando Spinoza entiende la democracia como la forma de gobierno que mejor defiende la libertad, esto vale para los “sabios”, pero no para el vulgo, que solo mediante el miedo y la esperanza es conducido a obrar según los dictados de la razón. ¿No será esta indeseable consecuencia la que le impidió terminar su Tratado Político, precisamente cuando se aprestaba a estudiar la democracia?

Jorge Aurelio Díaz, Universidad Católica de Colombia, Bogotá, Colombia

Doctor en filosofía por la Université Catholique de Louvain (Bélgica); Profesor emérito de la Universidad Nacional de Colombia; Profesor del Departamento de Humanidades de la Universidad Católica de Colombia; Director del Grupo de investigación Philosophia Personae (COL0091564). Sus últimas publicaciones son las siguientes: (2019). Educación, política y universidad. Analecta Política, IX(16), 37-54; (2018). Fe bíblica y filosofía. Franciscanum, LX, 143-168.

Mario David Fernández-Mora, Universidad Nacional de Colombia, Bogotá, Colombia

Politólogo, candidato a Magister en Filosofía por la Universidad Nacional de Colombia, Máster en Ciencias Políticas por la Universidad Paris 8.

Díaz, J. A., & Fernández-Mora, M. D. (2020). Democracia y libertad en B. Spinoza. Praxis Filosófica, (50), 11–24. https://doi.org/10.25100/pfilosofica.v0i50.8902